martes, 17 de enero de 2012

ENSAYO: EFECTOS DE LA ACTIVIDAD HUMANA SOBRE EL MEDIOAMBIENTE




I
          Según Julio Ponce Montes de León en su libro “MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO SOSTENIDO”  especifica: “Se podría definir el Medio Ambiente como todo el espacio físico que nos rodea y con el cual el hombre puede interaccionar en sus actividades. Ese espacio físico está constituido por las personas que nos rodean, la casa en que vivimos, las calles que transitamos, el aire que respiramos, la naturaleza que nos circunda y todos estos elementos considerados de una forma amplia y sin ninguna excepción".
           Desde un punto de vista científico puede decirse que el medio ambiente tiene una composición:
Abiótica formada por:
-Hidrosfera que son los Océanos, Lagos, Ríos y Aguas subterráneas 
-Litosfera conformada por la masa terrestre y suelos
-Atmósfera constituida por el aire
Biótica constituida por:
    -Organismos vivos (virus, bacterias, hongos, plantas, animales superiores e inferiores) y    

    -Materia orgánica muerta (organismos muertos y productos residuales).
          Según López Aguilar Inocencio en su libro “ECOLOGIA”, el primer estudioso en occidente de las interacciones entre los organismos vivos y organismos no vivo fue Teofrasto (327- 287 A.C), filosofo griego contemporáneo con Aristóteles. Por lo tanto los orígenes de la Ecología, para la cultura occidental, se encuentran en la historia natural de los griegos.
          El término de Ecología lo estableció el biólogo alemán Ernest Heinrich Heckel en 1869 y proviene del griego (oikos) hogar (logos) estudio o idea. Heckel definió la Ecología como “el estudio de las relaciones entre los seres vivos y su medio ambiente”.
          El nacimiento de la Ecología como ciencia se da después de las teorías de Charles Darwin cuando los biólogos descubren lo importante de estudiar el fenómeno de interacción hombre – naturaleza.
          En la actualidad la preocupación de la ecología es educar en el cuidado del medio ambiente. Entender que hay que educar en crear valores para hacer conciencia que las acciones sobre el medio ambiente de una generación incidirán en la siguiente. En el siglo XXI la humanidad enfrenta un gran desafío para su supervivencia, preservar el equilibrio medio ambiental, de ello depende la continuidad de la vida como la conocemos hoy.

 II
         Es una ley de la naturaleza que los diferentes elementos que la componen tienden a alcanzar un equilibrio entre sí y con el medio que les rodea. Un ejemplo de ello es que la temperatura de la superficie de la Tierra corresponde a un equilibrio entre el calor o energía calorífica que se recibe del Sol y el calor que la Tierra irradia. Si se evita que se pierda el calor
que la Tierra emite se eleva la temperatura promedio del planeta, alcanzándose un nuevo equilibrio.
          La evolución de cualquier sistema medioambiental hacia un nuevo estado de equilibrio puede ser más o menos larga y no siempre se puede predecir el estado final. La evolución del clima en la historia de la Tierra, es un ejemplo de evolución para llegar al estado de equilibrio actual.
          La atmósfera terrestre en situación de equilibrio está constituida por oxigeno, nitrógeno y pequeñas cantidades de otros gases entre los que se encuentra el Oxido de Carbono (CO2). En total hay 700 Gt (1 Gt = a 10/3 millones de tonelada) de CO2 en la atmosfera.  Esta cantidad se ve incrementada cada  año  en 80,8 Gt adicionales que se producen sobre la superficie terrestre que a su vez son fijados por la biosfera (absorbida por las plantas y disuelta en las aguas de los océanos) de forma que los 700 Gt permanecen de forma casi inalterados.
          Si como consecuencia de la actividad humana se produce una cantidad mayor de la indicada anteriormente, la biosfera no está preparada para absorber el exceso produciéndose un aumento paulatino de la concentración de CO2 en la atmosfera, como en realidad se viene

observando en los últimos años.  El sistema terrestre tiene lógicamente que evolucionar hacia la nueva situación de equilibrio, cuyo estado final no se puede predecir. Este fenómeno, efecto invernadero, preocupa a los científicos y ha sido objeto de especulaciones más o menos catastróficas por sectores de la opinión pública.  
          En general, se puede afirmar que este equilibrio no solo se alcanza en los sistemas físicos, sino también en los ecosistemas naturales, en donde existe un equilibrio dinámico entre los
distintos elementos que constituyen el sistema. La modificación de uno de estos elementos significa la evolución del sistema hacia un nuevo equilibrio.
          Otro factor a considerar en la relación medio ambiente – ser humano, es la relación desarrollo – producción - consumo.
          La sociología clasifica de manera general a los países en: desarrollados, en vías de desarrollo y  no desarrollados, según cumplan o no con:
·         Índices Económicos: concerniente a la alimentación, capital, gestión de la administración pública y las empresas privadas, industrialización, técnicas en la agricultura, su PIB.
·         Índices Demográficos: crecimiento, disminución o estancamiento del crecimiento de la población con aumento o disminución de los indicadores económicos y tasas de mortandad infantil.
·         Índices Sociales: nivel cultural, existencia de clase media alta o reducida, ausencia o presencia del trabajo de niños, tipo de estructura social, existencia o carencia de servicios sanitarios.

La presencia o ausencia de estos indicadores señala  el nivel de desarrollo de un país.
            Los bienes que la sociedad demanda se pueden clasificar según la teoria económica por su aptitud para ser consumidos en bienes de primer orden los que pueden satisfacer directamente una necesidad y los de orden superior los que necesitan al menos una transformación. La capacidad de transformar los bienes de primer orden en otros de bienes superior se llama producción.
         Los países desarrollados tienen un alto nivel de producción  que necesita alimentarse de grandes cantidades de materia prima. Por el contrario gran parte de los países subdesarrollados son ricos en materia prima y carecen de producción.
          Cuando una sociedad aumenta su nivel de desarrollo existe una demanda de bienes para mejorar las condiciones de vida de sus componentes. Es sabido que todos los pueblos al aumentar su índice de desarrollo aumentan su consumo de energía. Este aumento de energía tiene como consecuencia un aumento del consumo de las materias primas productoras de energía: carbón, petróleo, gas natural, uranio. Sin embargo estos bienes de primer orden son escasos, sus reservas son limitadas. ¿Se puede aumentar su consumo sin pensar que pasara cuando se agoten?  
          Es una necesidad vital buscar formas de producir energías alternativas  sin  consumir estos recursos escasos o al menos usarlos de manera más racional, por ejemplo fomentando su ahorro. De ahí la importancia de las energías renovables como fuentes alternativas de energías y las políticas de ahorro energético como forma de reducir el consumo de los recursos y preservar el medio ambiente.
         
          La explotación de los recursos naturales renovables (los que se regeneran al mismo tiempo que se consumen) y no renovables (cuya existencia se agota según aumenta su explotación) puede constituirse en una fuente de desarrollo para un país cuando se explotan racionalmente y cumpliendo leyes y normas que regulen su administración.
          Cuando los recursos naturales son explotados por elementos ajenos a la sociedad depositaria de los mismos, se realiza sin tomar medidas, cumplir leyes o normativas  que prevengan el agotamiento de los recursos naturales con las subsiguientes  consecuencias del rompimiento del equilibrio del medioambiente.
          Hechas estas consideraciones generales proponemos algunas medidas conservacionistas para la preservación del medioambiente:
1.      No se puede consumir un recurso natural renovable que no pueda regenerarse en el mismo periodo en el que se consume. Por ejemplo agotamiento de la tierra por producción agrícola intensiva o el aprovechamiento del agua de un acuífero.
2.      No puede consumirse un recurso natural no renovable que no pueda sustituirse en el mismo periodo por un recurso renovable cuya función sea equivalente al recurso que se está agotando.
3.      La utilización de recursos no renovables debe estar necesariamente acompañada de la generación de un recurso alternativo que pueda ser utilizado por las generaciones futuras.
4.      El consumo creciente de hidrocarburos líquidos o gaseosos no puede proseguirse de forma indefinida si no se buscan alternativas económicas que permitan su sustitución 
gradual antes de llegar a su agotamiento.
5.      No se puede seguir depositando en la naturaleza residuos resultantes de la actividad humana, como pueden ser los residuos sólidos urbanos, los residuos radiactivos y los residuos industriales sin tener la seguridad de que no van a producir daño alguno en el presente o pudieran ser dañinas para las generaciones venideras.
6.      Se debe comprobar que  toda actividad humana no sobrepase los limites de asimilación
ecológica, es decir que no exista un impacto ambiental remanente, como está resultando de la urbanización incontrolada de la zona litoral o la acumulación de gases de efecto invernadero.
7.      Se debe proteger la biodiversidad que existe en la naturaleza. El nivel de invasión del hábitat de la vida silvestre es notable y la extinción de especies es frecuente y la extinción de especies que frecuentemente se ocasiona, como consecuencia de esta invasión tiene una evolución creciente. Se estima que anualmente se destruyen 160.000 Km2 de bosque tropical. La destrucción de estos bosques, puede suponer según estimados autorizados, la extinción anual de 150.000 especies.
8.      Se deben erradicar los monocultivos creados de forma artificial que frecuentemente suponen un beneficio económico de forma inmediata para el explotador pero que en un plazo más o menos corto representan una degradación de la naturaleza.
9.      En toda actividad humana se debe considerar el ciclo completo de todos los procesos relacionados con ella para poder analizar las consecuencias reales de esa actividad. La producción de energía eléctrica a partir de carbón es una parte de un ciclo que comprende. la extracción del carbón de la mina, su transporte, su combustión y la producción de residuos sólidos y gaseosos. La situación ideal tendría que corresponder a un impacto ambiental global de ciclo nulo.
10.  Cada generación tiene el compromiso y la obligación de dejar a las generaciones futuras unas condiciones de vida, como mínimo equivalentes a las que actualmente disfruta. No
se puede generar residuos al ritmo actual sin tener una razonable certeza de que no se está comprometiendo el equilibrio ecológico de las generaciones futuras. 
11.  Debe disminuir el nivel de consumo de los países ricos. Hay que acelerar el paso hacia un tipo de  producción  menos intenso en el consumo de recursos naturales.
12.  Los principios y leyes de la ecología deben ser aplicados a la economía. Se deben introducir ciclos de los materiales en los procesos de producción y consumo de forma que no se produzcan una acumulación de residuos y se evite el uso innecesario de recursos naturales.
13.  La economía basada en la utilización de materiales y de energía tiene que ser considerada como un subsistema de la ecoesfera. Tiene que reducirse radicalmente el crecimiento basado en un aumento del consumo energético o de materias prismas que implique un detrimento del ecosistema tierra.
14.  El consumo de los recursos naturales se reducirá extendiendo la vida de los ciclos de los productos. Hoy día, la explotación de las minas de hierro se ha reducido por la reutilización de la chatarra férrica, la explotación de los bosques se ha reducido por el reciclaje del papel.
15.    La  explotación de los recursos naturales debe mantenerse en un nivel como minino constante.
16.  Debe modificarse el sistema de indicadores económicos para que incluyan el deterioro  o las mejoras que se introducen en el medioambiente.

III
SOSTENIBILIDAD APLICADA AL DESARROLLO
SIN IMPACTO EN EL MEDIO AMBIENTE SEGÚN EL
PROGRAMA DE  NACIONES UNIDAS PARA EL MEDIO AMBIENTE (PNUMA)


SOSTENIBILIDAD
ECONOMICA

SOSTENIBILIDAD
SOCIAL

SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL

AGUA

Garantizar el abastecimiento y el uso eficiente del agua para el desarrollo agrícola, industrial, urbano y rural

Garantizar el acceso de todos los ciudadanos a los servicios de abastecimiento de agua potable para uso domestico y para la agricultura sostenible.

Garantizar la protección de las cuencas hidrográficas, los acuíferos y los recursos de agua dulce racionalizando su utilización.

ALIMENTOS

Aumentar la productividad y la producción agrícola para garantizar la seguridad alimentaria y las exportaciones a nivel regional

Aumentar la productividad y la rentabilidad de la agricultura en pequeña escala y garantizar una alimentación mínima para toda la población

Garantizar la sostenibilidad de la explotación por el hombre de la tierra, los bosques, la fauna y las aguas.






SALUD

Aumentar los servicios de atención preventiva de la salud y la higiene y seguridad en el trabajo

Hacer cumplir las normas medioambientales para salvaguardar la salud y garantizar unos servicios de atención sanitaria primaria a toda la población.

Garantizar las condiciones de aceptabilidad de las emisiones a la atmósfera, al agua y  la tierra  y el uso adecuado de la biotecnología.

VIVIENDA Y
SERVICIOS




Garantizar el uso de recursos para utilización de viviendas dignas y sistemas de transporte adecuados.


Garantizar acceso de toda la población a viviendas dignas y servicios a coste razonable.


Garantizar el uso sostenible de los espacios naturales , los núcleos urbanos,  suburbanos y  desarrollos turísticos.


ENERGIA

Garantizar el suministro adecuado de energía de forma sostenible para el desarrollo industrial, el transporte y las necesidades domesticas.

Garantizar el acceso a suministros de energía que satisfagan las necesidades de toda la población a costes razonables

Reducir las emisiones de los combustibles fósiles propiciando el desarrollo y uso económico de las energías renovables


EDUCACION

Garantizar los recursos necesarios para la educación de todos los niveles de la sociedad en condiciones de igualdad.

Garantizar el acceso a una educación adecuada que permita el desarrollo integral de la persona humana.

Incorporar la educación medioambiental en todos los niveles educativos con carácter formativo básico para crear una consciencia medioambiental en todos los sectores de la sociedad.







INGRESOS

Aumentar la eficiencia económica, el desarrollo y las oportunidades de empleo en todos los sectores de la sociedad.

Promover las iniciativas para la creación de un tejido productivo que garantice unos ingresos mínimos acordes con las características de la sociedad en donde se desarrollan

Garantizar el uso sostenible de los recursos naturales para el desarrollo de los pueblos en los sectores estructurados y no estructurados de la economía.


IV
Se hace necesario que los países ricos, cuyo bienestar material puede soportar un alto en su progreso, e incluso un retroceso en el crecimiento físico, tomen la delantera. Son ellos los que en su mayor parte han motivado el crecimiento insostenible de la sociedad. Los países ricos del mundo han contraído una deuda ecológica con el planeta, su proceso de desarrollo debe ser sostenible, para liberar recursos que preserve el medio ambiente tanto en su función de fuente de recursos como de receptora de residuos. El reto es difícil, pero es un hecho positivo que al menos el mundo ha tomado conciencia del problema. No se trata de volver a un primitivismo para salvaguardar el MEDIO AMBIETE, sino de extender el ámbito de la sociedad del bienestar al mayor número de personas sin deteriorar de formas irreversible el MEDIO AMBIENTE, de organizar colectivamente una forma de trabajar sin expoliar y de consumir sin depredar.